INICIO

A mi Licenciatura en Educación Física en l’ INEFC de Barcelona, le sigue un largo peregrinaje que arranca con el aprendizaje y después con la enseñanza de artes importadas de Oriente como Taichí, Judo, Aikido, la práctica del Katsugen y Yuki, la formación en Reiki, Meditación Trascendental, Control mental y más tarde en París el Vipassana y el contacto con maestros del Advaita, que me permiten integrar la experiencia de la Consciencia y la visión de la Unidad.

Paralelamente me sumerjo en las psicoterapias occidentales como paciente y estudioso, me formo en el ámbito de las psicoterapias Humanistas y, en lo referente a lo corporal,  bebo en las fuentes de las llamadas gimnasias suaves en sus países de origen: Alemania, Francia y Estados Unidos. En París, bajo la tutela de eminentes personalidades de la escuela de Elsa Gindler, como la Dra. Lily Ehrenfried y Alice Aginski, en Berlín con Frieda Goralewski y en U.S.A. con Carola H. Speads, Charles Brooks y Charlotte Selver. Un aprendizaje que cristaliza con la introducción en España de esta práctica corporal y mi dedicación, desde el año 1986, en cuerpo y alma a su enseñanza e investigación.

He participado como profesor en diversos cursos de postgrado  sobre medicina naturista en la Universidad de Barcelona, sobre la columna vertebral en el INEF y sobre educación postural y estiramientos en la Universidad de Girona durante diez años, a la vez que seguía desarrollando una técnica muy eficiente y precisa de fortalecimiento funcional, con poca inversión de tiempo y apta para todas las edades.  

El extraordinario conocimiento acumulado sobre el movimiento corporal me ha permitido ir extrayendo lenta y científicamente la esencia de mi trabajo hasta integrar la fuerza, la suavidad y el contacto con cuestiones esenciales del ser humano.

Este largo recorrido ha facilitado mi acercamiento a Mr. Luc Nicon, descubridor de T.I.P.I., la Técnica de Identificación de los Miedos Inconscientes que actualmente estoy introduciendo en nuestro país. Y, gracias esta formación como profesional en el método Tipi, constato diariamente cómo miedos, angustias, fobias, inhibiciones y cualquier tipo de malestar, se erradican rápida y definitivamente a través un simple proceso sensorial, para alegría de quien lo sufre y con mi gran satisfacción de poder contribuir a su bienestar.